Lo que nunca debes hacer si se congela el parabrisas de tu coche

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

En invierno no debes aparcar el coche a la interperie, pues el parabrisas puede congelarse por completo. En caso de que no hayas tenido posibilidad de evitarlo, no te preocupes que con unos trucos podrás resolver este problema.

El primer truco no es ecológico, pero si efectivo, consiste en encender el coche y encender la luneta térmica y la calefacción al máximo. El aire tardará en salir caliente y tendrás que dirigir el chorro de él directamente al parabrisas. Pasado un tiempo  el hielo se irá hablandando, facilitando así el trabajo de retirarlo. No debes olvidar las llaves dentro del coche cuando salgas a quitar el hielo ya que puedes quedarte fuera. Por otro lado si se ha congelado el parabrisas a pesar de tener  el coche en un aparcamiento, no sigas este consejo ya que puedes llegar a intoxicarte con el monóxido de carbono.

Otra cosa que puedes hacer para esto, es usar un elemento clave en cualquier botiquín, se trata del alcohol porque su punto de congelación es nás bajo que el agua, eso lo podrás hacer si la capa es finita. En caso de que la capa sea más gruesa, necesitarás grandes cantidades de alcohol.

Por último, para el mejor método solo necesitarás ser un poco previsor y hacer una inversión mínima, se trata de la rasqueta y el anticongelante. La rasqueta debe ser de plástico para evitar así que el cristal y los marcos del parabrisas se dañe. Deberás empezar desde los bordes hacia el centro. Primeramente debes rociar el líquido anticongelantes en el cristal y luego pasar la rasqueta.

Que es lo que no hay que hacer

Una de las cosas que la gente hace es quitar el hielo con una tarjeta de crédito, pero esto puede meterte en un lío importante. Si es que vas a quitar el hielo de tu parabrisas la tarjeta de crédito no es la mejor opción. Ya que es probable que la tarjeta termine rota.

Otra termeridad es intentar quitar el hielo echandole agua caliente. A  aquellas personas que se les ocurre esta idea es muy probable que terminen con el parabrisas roto, esto es debido a que está formado por una lámina de vidrio muy fina pegada a un film plástico y otra capa fina de vidrio. Como el cristal está muy frío al hechar el agua caliente, el golpe térmico lo astillará.

Para finalizar, otro de los métodos que no debes hacer es hecharle sal. Pues esto puede evitar que el hielo se congele. A esto hay que sumarle que el parabrisas se pueda rayar y que la sal muy corrosiva estropee la chapa de tu coche.

Tabla de contenido

Te podria interesar