Los 8 mayores problemas del cambio automático

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Bueno realmente a muchos nos gusta el sistema automático debido a que es muy cómodo, pero claro está que las comodidades nos suelen costar un poco o muy caro.

Las transmisiones automáticas son uno de los mejores y más importantes avances que puede llevar tu coche, pues son muy confortables, cómodo ya que en la ciudad es mejor que un tradicional embrague al que tienes que estar pisando en todo momento.

Algo interesante y un punto en contra de los cambios automáticos es que si no le das un mantenimiento correcto, los elementos mecánicos empezarán a dar fallos. Es por ello que te recomiendo que siempre realices un cambio de aceite y filtro en el momento indicado.

Cualquier problema de cambio automático es realmente caro, por lo general es que tengas que desembolsar unos 2.000 euros.

Es por ello que aquí te presentaré los 8 problemas del cambio automático.

Los 8 mayores problemas de los cambios automáticos

1. El cambio de tirones

Este problema ocurre debido a la rotura del tambor donde se alojan los discos. Es posible que el cambio automático tampoco te permite cambiar de marcha.

2. Avería en el convertidor

Suele ocurrir en los cambios automáticos 722.6 de Mercedes. La caja de cambio automática entra en modo avería y no deja meter más de segunda. La marcha atrás funciona.

3. Fugas de aceite

Si el coche vibra en exceso al ralentí, puede ser que el convertidor esté roto.

4. Fallos electrónicos

Ya sea en el módulo electrohidráulico o en los sensores, cualquier problema en esta medición hará que no funcione correctamente.

5. Fallo en los discos

Siempre es conveniente revisar el estado de las válvulas hidráulicas. Pues muchas de las veces el fallo de discos se da debido a un flujo deficiente de aceite.

6. Bomba de aceite

Si no envíe un caudal constante al resto de elementos, la transmisión automática no funcionará adecuadamente.

7. Las electroválvulas

Las cajas de cambio de doble embrague también fallan y el cambio puede quedarse bloqueado. Es muy importante cambiar el aceite cuando lo indica el fabricante.

8. Desgaste prematuro en la cadena

Algunos cambios CTV suelen tener un desgaste prematuro en la cadena y problemas en alguno de sus rodamientos internos.

A continuación te presentaré un resumen de los tipos de transmisiones automáticas que existen en el mercado.

Tipos de transmisiones automátias

1. Cambio de doble embrague

El cambio de doble embrague o Dual Clutch Transmission está formada por dos embragues robotizados y un conjunto doble de selectores de marchas:

Uno se encarga de las marchas pares y el otro de los impares.

Seguramente te parece conocido el DSG de Volkswagen.

Dependiendo del estilo de conducción el embrague DSG es capaz de consumir un 10% menos que un tradicional cambio manual de seis velocidades.

2. Cambio manual controlado automáticamente

En este caso no existe el pedal del embrague y este elemento es  controlado por una centralita. Esta no es una caja de cambios automática al uso.

3. Cambio automático hidráulico

La mayoría de los coches automáticos llevan un cambio automático por convertidor de par, el cual está formado por los siguientes elementos:

Los engranajes: son las propias marchas en sí mismo. De ahí existen cambios automáticos de cisco, seis o, incluso, nueve velocidades.

Convertidor de par: es aquel elemento que está en contacto con el motor, es una especie de ventilador que, en vez de funcionar con aire, lo hace con aceite. Una bomba que le provee de aceite en todo momento.

Bomba de aceite: se utiliza tanto el sistema hidráulico del cambio automático como en el convertidor.

Válvulas hidráulicas: están controlados por sensores. Están junto con los discos con los que permiten el flujo adecuado del aceite por todo el sistema.

4. Transmisión variable continua (CVT)

Las transmisiones variables continuas o CTV están formadas por dos poleas unidas por una cadena, su funcionamiento es muy sencillo. El diámetro interior de estas poleas es variable y, de este modo, puede variar su relación de desmultiplicación.

Tabla de contenido

Te podria interesar